Nivel Inicial

 

Hace 37 años atrás los sueños de nuestro Párroco en aquel entonces Padre Orlando Bóccoli, acompañado de Julia Ibarra, su primer Directora, iniciaron el proyecto de brindar educación formal y construir un edificio propio para un bien común, trabajando con pasión, con entrega, con esfuerzo, trascendiendo sus propios intereses, enfrentando numerosas adversidades de la historia.

El Jardín comienza a escribir los primeros pasos al cumplir 38 años de vida institucional, nos remite al concepto de crecimiento, claramente ligado al de libertad y educación, sabemos que no es posible ningún crecimiento sin libertad, y que no hay libertad sin educación.

Muchos de los logros conseguidos no hubieran sido posibles sin la colaboración de nuestra comunidad, donde a partir de un trabajo en red hemos ido tejiendo esta trama vincular, profesional, social y cultural, estableciendo las bases para que este Jardín de infantes pudiera tener identidad propia.

Una institución educativa cobra vida gracias a muchos protagonistas: la comunidad, el estado, las autoridades, los docentes y fundamentalmente los alumnos.

Ladrillo a ladrillo en un trabajo mancomunado se fue construyendo con mucho amor, y todos debemos tener el sentido de pertenencia, sentir que somos parte de ella. Así nos ha enseñado Madre Teresa de Calcuta “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”.

Son muchos a quienes tenemos que agradecer hoy por este camino recorrido, pero todo hubiera sido inútil si el Espíritu del Señor no hubiese inspirado y sostenido el desarrollo de este proyecto educativo al servicio de nuestra comunidad.

Sentimos el continuo compromiso de educar, acompañar la formación inicial de nuestros pequeños, inspirados en el ejemplo de los que ya no están pero han dejado sus huellas, edificando nuestra historia.

Los invitamos a seguir este viaje de vivir y crecer juntos, recuperando lo humano, reinventando lo colectivo, dándonos la mano frente al desconcierto, encendiendo la memoria de quienes nos enseñaron el sentido.

Al terminar, deseamos expresar a cada uno de ustedes, el abrazo fraterno y el agradecimiento por apoyarnos en nuestra tarea, por creer en este jardín de Infantes, por depositar en nosotros su cariño y reconocimiento, confiándonos a quienes son su bien más preciado y el fundamento de nuestra tarea diaria " los niños”.

A todos los que estuvieron, a los que están, a los que seguirán estando vaya nuestra inmensa gratitud.

 

Jardín San Carlos Borromeo

Nuestra Propuesta

 

Nivel Inicial

Nuestra propuesta educativa

► Orientar la formación integral del niño en un clima de fe y valores superiores;

► Incentivar el proceso de estructuración del pensamiento, la imaginación, el lenguaje y la expresión personal del niño;

► Ofrecer diversos tipos de juego: dramático, reglado, de construcción generando oportunidades de aprendizaje;

► Contener las necesidades afectivas mediante vínculos cercanos, de sostén y cuidado;

► Acercar a los niños saberes culturales y científicos;

► Propiciar el desarrollo de hábitos y actitudes que favorezcan su integración social;

► Fortalecer la relación familia- escuela.